martes, 19 de octubre de 2010

In Your Arms 3

Pasadas más de 24 hs. finalmente había llegado, la pobre niña andaba media mariada asi que apenas tocaron suelo Sofía la llevo al medico del aeropuerto.

-Tomé, que se tome este medicamento y ya estara bien.

-Muchas gracias doctor.Vámonos mi vida.

Salieron del consultorio y se encontraron cara a cara con una mujer joven de unos 31 añso que al ver salir a ambas, se acomodó los lentes y dijo:

-El seño me ha odernado escoltarlas a su casa.

Sofía quedo completamente shockeada. Anaa:?

-Perdón pero ¿podría usted mirarme de frente por un instante?

La asistente la miró y podía distinguirse el cambio de la mirada cuando sofía la abrazó.

-Anaaaa, Ana querida-dijo entre sollozos-cuanto tiempo!!

Ana recobró sus sentidos, sin aun salir de su sopresa, y abrazandola tambien pensó " esta jovencita se ve completamente distinta".

-Sofi ¡Cuanto has cambiado! ¿Y aquella niña tan bonita quién es?

-Mi hija.

Ahí la mirada de Ana cambió dastricamente.

-¿Tú..tú sabes para quien vas a trabajar?

-A decir verdad...no.

Ana se calló." Cuando vea al jefe sabrá a lo que refiero con esa pregunta..dios santo"pensó.

2 comentarios:

  1. que buneo que volviste a escribiir :D me encantaa y m intrigaaa MUHCO

    ResponderEliminar